22 nov. 2015

Les Extraordinàries Aventures de Francesc Pujols

Les Extraordinàries Aventures de Francesc Pujols (Males Herbes, 2015) es el cómic que viene a confirmar que todo lo que pensábamos sobre el mercado nacional de cómic estaba equivocado. ¿Un tebeo sobre un filósofo catalán convertido a héroe pulp? ¿Editado por una editorial de narrativa? ¿En catalán? Pues van los tipos y lo petan. Todo lo que se puede petar esto, claro.

Sebastià Roig y Toni Benages expanden en este volumen una idea que germinó en el ínclito fanzine de terror La Cripta. Fue entre las páginas de aquella publicación, a la que casi ningún medio de comunicación hizo caso, dónde nació este personaje, a caballo entre la realidad, el mito y lo fantástico. Ahora, con unas ciento cincuenta páginas, una tapa dura (y una preciosa portada) y la editorial Males Herbes detrás, la prensa se ha volcado. ¿Por qué?

Primero, porque el cómic es cojonudo. Muy divertido, brillante y lúcido, y dibujado con un trazo blanco y preciso que recuerda a la mejor tradición franco-belga.

Segundo, porque Males Herbes esta haciendo una labor brillante, y todos los que sabemos lo que es bueno tenemos siempre un ojo puesto en ellos.

Tercero, porque a nadie se le escapa que hay algo de identidad nacional en todo esto, y eso, al final, es una buena estrategia de marketing. No pretendo hacer una tesis de esto, pero es sabido que el lector catalán ha aceptado históricamente muy bien la historieta, y en las últimas décadas se le ha privado de una producción autóctona, en el sentido más completo del término. Voluntariamente o no, ha quedado ahí un nicho de mercado vacío. Por otro lado, el personaje principal es una figura misteriosa y apreciada del imaginario colectivo catalán, y fue él quien acuñó aquella frase de: “Por el simple hecho de ser catalanes, algún día lo tendremos todo pagado”. También hay en este cómic un respecto un tanto romántico por la recreación de los lugares y ambientes de la época, desde la bohemia Barcelona hasta los pueblos de interior. Y por último, hay un amor por la lengua que sé de buena tinta que los dos artistas comparten.

Más allá de todo esto, que al final es accesorio, este es un muy buen cómic de aventuras, con algo de policíaco y fantástico. Un puñado de historias cortas con un potencial infinito, que me imagino crecer y crecer hasta crear una nueva historia de Cataluña llena de personajes heroicos e historias cruzadas, como en una comedia humana pop y alocada. Me extrañaría mucho que alguien en TV3 no estuviera pensando ya en hacer una serie de televisión con esto.

Bravo, Sebastià i Toni!

No hay comentarios:

Publicar un comentario