25 ene. 2015

minireseña: OPUS

Valoración: 6
Soy fan de Satoshi Kon y me entristeció mucho su muerte. Por eso, cuando cayó por casualidad entre mis manos el primer número de Opus (Satoshi Kon, Planeta DeAgostini, 2014), lo cogí con muchas ganas, casi sin saber qué iba a leer, esperando quizás un nuevo Regreso al Mar (Satoshi Kon, Planeta DeAgostini, 1994). Bueno, supongo que fue un error.

Opus insiste en el tema recurrente del autor, que ha centrado casi la totalidad de su obra en los límites entre ficción y realidad. En un ejercicio autoreflexivo, Kon teje la historia de un mangaka que, en plena crisis de creatividad, acaba saltando al mundo de su propia invención.

Pero aléjense de Opus los sesudos defensores de la ciencia ficción y de la matafísica dura. Este es un cómic de acción dirigida a un público adolescente. Eso sí, un shōnen de calidad. Dibujado con excelencia y muy alejado de la morralla que se publica hoy en día a toneladas. Aquí huele a Otomo y a Taniguchi.

Hagan el bien y regálenlo a un sobrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario