27 ene. 2015

SERIE B

Dibbuks edita el último cómic de Andrés G. Leiva, representante de la quizás algo difuminada generación Injuve. Bajo el título de Serie B, Leiva firma una obra muy peculiar que crece y crece hasta tomar una forma y consistencia que en las primeras páginas parece ausente. El resultado es una carta de amor al cine de serie B.

Con un dibujo suelto (a veces demasiado...) y una acuarela preciosa, Leiva mezcla una serie de tramas de ciencia ficción que acaban desembocando al final en una sola película, la gran obra de un director de cine en el ocaso de su carrera. La ficción y la realidad se cruzan una y otra vez a medida que el director avanza en la filmación del film y retoca el guión original (que, por cierto, ha perdido). El guión, sea dicho de paso, encierra “la película pulp más maravillosa de todos los tiempos”.

Al final, lo que tenemos aquí es una obra coral, un puñado de personajes (tanto los “reales” como los “ficticios”) en busca de su Santo Grial particular. El lector no podrá evitar encariñarse con ellos ante sus debilidades, sus miserias y sus sueños de grandeza.

Serie B crece por momentos. Uno, quizás, agarre el cómic con recelo al principio ante la inconexión aparente de las historias. Uno casi cree que ha empezado a leer un libro de historias cortas. Poco a poco, pero, la cosa toma forma, las historias se entrelazan y los personajes se encuentran. El resultado, realmente, transmite la grandeza y la bajeza del cine de serie B, ese melodramatismo nostálgico tan característico, esa épica sobredimensionada, ese cine en vena y en estado puro.

Este cómic es amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario