26 ago. 2015

The Death of "Superman Lives": What Happened?

Por fortuna, el documental The Death of "Superman Lives": What Happened? (Jon Schnepp, 2015) no va de una peli que nunca se hizo. Porque más allá de las imágenes de Nicolas Cage en mallas y de la anécdota de la araña gigante, sobre lo que verdaderamente trata esta película es Superman. Porque, seguramente, nunca antes se había reunido un equipo creativo tan grande, durante tanto tiempo y con tanto presupuesto para profundizar en el personaje, su naturaleza y todo aquello que le rodea.

Sí, es cierto. Todos hubiéramos querido ver esa película loca, producida por un ex-peluquero, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Nicolas Cage. Con Chris Rock como Jimmy Olsen, Sandra Bullock como Lois Lane, Kevin Spacey como Lex Luthor y Christopher Walken como Brainiac. En serio, una película en la que Superman muere pero un traje de tecnología kriptoniana lo regenera y lo devuelve a la vida, aunque se trae del Más Allá un poco de oscuridad.

Pero no pudo ser, y quizás mejor así, porque en realidad nunca habría podido ser. Ya cuando el proyecto estaba en las últimas, los intereses y los problemas económicos del estudio se pusieron de por medio, y todo comenzaba a ser reescrituras y recortes. Así que, si finalmente se hubiera realizado, todo hubiera resultado tan triste y gris como las dos películas posteriores del Hombre de Acero. Mejor nos quedamos con la leyenda.

Pero por otro lado, este documental nos ofrece 100 minutos durante la mayor parte de los cuales se reflexiona sobre Superman, su naturaleza y su encaje en el mundo. Realmente los guionistas plantean una serie de ideas interesantes sobre los conflictos con lo que debería enfrentarse el protagonista. Asimismo, se planearon algunas imágenes muy potentes, sobre todo para el aficionado, como la de Batman anunciando la muerte de Superman a través de las pantallas de Times Square. Pero sobre todo se profundizó en el traje, el diseño de personajes, Kriptón y su civilización y la estética que debía rodear al personaje. El resultado es un cajón de sastre inabarcable: cientos de diseños, maquetas, pruebas de FX que quedaron en el tintero, pero que suponen un inmenso pozo de documentación.

Sí, quizás el guión era una basura, y muchas de las cosas que se proyectaron eran irrealizables en aquella época... Pero hay todo un trabajo de arte conceptual que, que yo recuerde, nunca se ha aprovechado completamente. Con el equipo creativo adecuado, podría salir de ahí algo grande. Me refiero a un cómic.


No hay comentarios:

Publicar un comentario