8 may. 2012

AVENTURAS DE UN PRESENTADOR EN EL SALÓN DEL CÓMIC

Si se han preguntado dónde estaban los de @freakyonlie durante el Salón del Cómic de Barcelona, pues no estábamos de parranda, no, estábamos un poco liados:

Y es que, sí, este año he tenido el honor de ser el presentador del 30 Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Pero no pretendo aquí hacer gala de mis discutibles habilidades como comunicador, sino más bien exponer mi particular contracrónica del Salón.

Para algunos (unos pocos, en realidad; pero bueno, ¿cuánta gente había en la última cena?) el Salón empezó el miércoles día 2. La Sargantana y nosotros mismos organizamos el 1r Sopar de Còmic, en el que contamos con las privilegiada presencia de Sergio Colomino, guionista de “Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona”. Sin duda, uno de los éxitos de este Salón, con una tirada más que impresionante para el mercado nacional y una segunda edición ya prevista. Colomino no sólo es un experto en Holmes sino que, además, le encanta hablar de Holmes. Así que tanto los asistentes como el propio guionista nos los pasamos de maravilla. Yo personalmente, que nunca he experimentado un interés especial por el detective, quedé seducido no sólo por la obra de Arthur Conan Doyle sino también por toda la subcultura que envuelve sus relatos. No dejéis de pasaros por el Círculo Holmes, del cual Colomino forma parte.

Flasback: A la cena llegué un poco tarde, pero no mucho. Unos minutos antes estaba en Barcelona, en la Fira, mientras la organización ultimaba los detalles para el Salón. Esta es la imagen del pabellón vacío y en silencio que capté con mi móvil:

DÍA 1
Vaya por delante que la noche del Sopar de Còmic cogí frío y me pasé los cuatro días del salón con un gripazo de campeonato. Afortunadamente, una alta concentración de medicamentos estrategicamente suministrada antes de cada presentación me permitió salvar la papeleta.

Llegué el jueves a mediodía. El jueves es siempre, sin duda, el día favorito para los verdaderos fans del cómic, si es que hay un “verdadero fan del cómic”. Suele ser el día con menos afluencia de público, y eso permite ojear tranquilamente en todos los expositores, rebuscar entre el género y disfrutar de las exposiciones con calma.

El primer grupo musical que tuve el placer de presentar en el escenario del Salón fue Verdcel, una formación mitad de Barcelona mitad de Alcoy que ya han publicado cuatro cómic-discos. En este Salón presentaban “Els dies del Saurí”, un proyecto creativo en el que cómic y música no simplemente se yuxtaponen, sino que forman un sólo conjunto.

La cola de fans que tomaba posición en el escenario del pabellón 8 de la Fira de Barcelona, claro, no era para ellos, sino para Teràpia de Shock, el joven grupo de La Garrotxa que se ha puesto en primera línea del panorama musical catalán gracias a su tema “Sense tu”, que se ha podido oír en la banda sonora de la serie de TV3 “Polseres vermelles”. Pese a que uno pueda pensar a priori que juventud y éxito es garantía de endiosamiento, tengo que reconocer que los componentes de la banda me parecieron especialmente majos.

Entre concierto y concierto, eso sí, me encontré con el director de cine independiente James J. Wilson (no es un hecho extraño, suelo encontrármelo en los servicios del Salón). Iba liado, pim, pam, como siempre, con sus sesiones de dj y tal; pero tuvo unos minutos para explicarme que estaba ya rodando el segundo capítulo de su serie “Foqui” y otras cosa que es secreto así que no se puede decir.

Ojo a la explotation...
También les eché un vistazo a las exposiciones. Espectacular la de Windsor McCay (ese tipo era un genio). Muy refrescante la de Spiderman. Interesantes los dibujos de color de Go Nagai. Y un poco decepcionante la muestra de Moebius.

El jueves acabó con el espectáculo “El Vals del Gulag”, en el Teatro Zorrilla de Badalona. Un proyecto musical que pone banda sonora al cómic de Denis Lapière y Rubén Pellejero. Uno piensa, ahora en perspectiva, que quizás esta propuesta no se acabó de vender bien, ya no sólo entre el público especializado, sino entre el público en general. Más allá de la indiscutible calidad del espectáculo, creo que se tenía que haber hecho hincapié en el hecho diferencial de esta obra. Porque si bien es cierto que proyectos que aúnan música y cómic se ven muchos últimamente (en esta entrada se hace referencia a tres, por ejemplo), no es habitual asistir a un espectáculo en el que se lee (vive, diría uno) un cómic de manera colectiva. “El Vals del Gulag” no eran simplemente unas notas musicales con unas imágenes de fondo: era la lectura de un cómic, de manera interna y individual, pero en grupo, todos aunados bajo la misma banda sonora. Espectacular.

DÍA 2
El viernes me encontré con el ilustrador Joan Ignasi Alonso y Neus Campán, premio de la última Muestra de Relatos Cryptshow Festival. Joan, como buen coleccionista y amante de las rarezas, hizo hincapié en el cada vez más pequeño reducto que ocupa el material de segunda mano en el Salón, en beneficio del merchandising y los stands promocionales.

Algunos de los responsables de "La Cripta"
No eran los únicos amigos que corrían por ahí, porque el viernes fue la primera jornada de firmas del primer número de la revista de cómic de terror “La Cripta”. Durante el Salón pasaron por el expositor de Arkham Comics algunos de los autores de esta nueva publicación que rinde homenaje al género fantástico más clásico.

El único concierto del viernes fue el de Los Coronas, pioneros del surf instrumental en España. ¿Que qué es el surf instrumental? Pensad en la banda sonora de “Pulp Fiction”. Ellos, eso sí, le han dado un toque castizo con ritmos de pasodoble y una estética western muy llamativa. Después de una conversación que empezó con mal pié, me pidieron que mintiera todo lo posible en su presentación: que salieron del programa “Tú si que vales”, por ejemplo, y que habían tocado con la banda de David Bisbal. Así lo hice, pero no sé si hizo gracia, porque en ese momento la fiebre no me permitía captar mi entorno con claridad.

Me estaba guardando el chute definitivo de medicamentos para la gala de la entrega de premios, ese mismo viernes a las 21'30h en el Palau de Congresos de Barcelona. Fue una gala sencilla, breve, concisa, solmene y emotiva, principalmente por las ausencias de Moebius y Josep Maria Berenguer. Y creo que no me salió ningún gallo.
Foto: Ficomic
Los ganadores ya son vox populi, pero me gustaría apuntar dos cosas. Primero, reivindicar que “Arzak, el vigilante” (Norma, 2011) es una obra merecedora de cualquier premio por su innegable valor artístico y no sólo por la muerte de su autor, que tan tocado ha dejado al mundo del cómic. Segundo, la satisfacción por el premio a la mejor obra de un autor nacional publicada en 2011, para el espléndido y divertidísimo cómic “Aventuras de un oficinista japonés” (Bang, 2011), de José Domingo. Creo que no sólo es un premio merecido en sí mismo, sino que además hace justicia a toda una tradición que bebe del tebeo humorístico nacional, sobre todo del de los ochenta. Era un premio muy deseado, en parte por todo esto, y eso se hizo notar en el estallido de alegría en la sala, quizás incluso más escandaloso que el del premio al mejor fanzine, que suele ser el que viene acompañado de una claque mayor.

Precisamente, los amigos de Mamut Comics presentaban su nueva colección Golden Age, dedicada a recuperar clásicos olvidados. Muy en la línea de ese humor ochentero tan Super López, Bang traía al Salón una recopilación de “La gorda de las galaxias”: una aventuras completamente psicodélicas creadas por Nicolás para Bruguera y que de pequeño me tenían fascinado. Y pintadas a rotulador. Chapó.

DÍA 3
Foto: Ficomic
El tercer día hubo una sesión maratoniana en el escenario del Salón. Primero, miniconcierto de Avalanch, responsables de la banda sonora del proyecto “Malefic Time”, en el que también participan los ilustradores Luis y Rómulo Royo. A esta obra musical e ilustrada se le suma ahora una novela de Jesús Vilches que contribuye a hacer más grande este proyecto. Todos ellos, juntos a Óscar Valiente, editor de Norma, subieron al escenario antes del concierto para hablar del proyecto y dar las gracias por la buena acogida que ha tenido por parte de los fans, tanto de la banda como de los Royo, que no son pocos.

Después de un concierto breve pero intenso de RFTR, “el único grupo metal de un sólo miembro”, me di una vuelta por el Salón y le eché un ojo a la serie completa de “The Sandman”, en su edición recopilatoria de Norma, por menos de 90 euros. Dudé, y al final ahí se quedó.

Capullo está fuerte...
Después di unas vueltas por el entorno de la Fira, buscando un restaurante chino que recordaba de otros años y que, o ya no está, o recordaba mal. Así que me comí un bocadillo de longaniza, me leí un capitulo de “Lucifer” (ECC, 2012) a la sombra de un árbol y volví al escenario, dónde comenzaba el primer concurso de cosplay del Salón, dedicado a los robots. En algún momento le hice una foto a Greg Capullo, pero no recuerdo cuándo (¿os sabéis el chiste sobre Greg Capullo y Jaime Delano?).

La verdad es que, y podéis pensar que estoy cargado de prejuicios, nunca he visto con muy buenos ojos esto del cosplay. Y no soy el único, soy consciente. Una de las principales críticas que ha recibido el Salón del Cómic de Barcelona en los últimos años ha ido dirigida a esta apertura cada vez más patente hacia nuevos públicos, o, como mínimo, hacia públicos diferentes. Según Carles Santamaria, director del Salón, “nuestro objetivo es acercar el cómic al gran público y crear nuevos lectores de historietas”. Esto acaba pasando no sólo por dar más cancha a los nuevos lectores de manga y sus particulares aficiones (los cosplays, por ejemplo), sino también por dar cabida a otros campos, como el de los videojuegos, además de, y esto es ley de mercado, ceder espacio a los stands promocionales. Todo esto, creo yo, al lector de álbum europeo le parece mal, porque a él lo que le interesa es encontrar tal edición de tal cómic de tal autor. Al lector de comic-book le da un poco igual. Y al lector de manga ya le va bien, porque dos salones al año mejor que uno. Perdón por lo estereotiopado.

Jurado del cosplay de robots.  Ficomic
El resultado es una amalgama rica en matices, en la cual puedes encontrar cuarentones progres con un Moebius siempre en la mesita de noche y jovenzuelas desvergonzadas ataviadas como sus heroínas favoritas. En principio, uno pensaría que los primeros no tienen ni idea de quién es Kazue Kato y que las segundas no han leído nunca un cómic de Alan Davis. Pero no dejó de sorprenderme, el día del cosplay de superheroes, y eso es ya el:

DÍA 4
No dejó de sorprenderme, como decía, que algunos de los participantes en el cosplay de superheroes, todos ellos muy jóvenes, conocieran personajes de fuera dels mainstream superheroico. Esto es, por ejemplo, The Question o dos de las Spiderwoman. Además, sus trajes reproducían con todo lujo de detalles los diseños originales, no simplemente se les parecían. Ahí había respeto, pese a lo que pueda parecer.

Hablando de lo que pasó, tengo que reconocer que todo fue mucho más fluido el día de los superheroes que el de los robots. Quizás el sábado había menos participantes, menos gente, y en general, todo resultó un poco más aparatoso. Y ya puestos, mi veredicto: del cosplay de robots me quedo con el Mazinger Z y del de superheroes con la Capitana América y sus USO Girls.

Foto: Ficomic
Despedí solemnemente el Salón dando paso a Lax 'n' Busto (también muy majos y modestos), y recibí algunos aplausos, aunque creo que más por mi camiseta de Robin que por cualquier otra cosa.

Rematé el Salón tomándome un ibuprofeno con un puñado de gente maja.

Aún estoy recuperando el ritmo.


Vídeos cortesía de jasikedevicius

3 comentarios:

  1. Pues aquí sales en High Definition, para que no te quejes:

    http://www.youtube.com/user/jasikedevicius

    ResponderEliminar
  2. Por problemas de copyright con youtube, concretamente con el audiovisual sobre Mazinger Z que se pasó durante la ceremonia, no pude subir en su momento toda la entrega de premios (sólo subí los vídeos 1 y 2 que se ven arriba). Tras editar los vídeos que faltaban, dejo aquí el resto de la entrega de premios del año pasado. Más vale tarde que nunca:

    Tercera parte: http://www.youtube.com/watch?v=BISPYejadzU

    Cuarta parte: http://www.youtube.com/watch?v=1tly7FCO5Vc

    A destacar el momento histórico en que el dibujante José Ortiz recoge el Gran Premio del Salón 2012:

    http://www.youtube.com/watch?v=qKZrQfuJA20

    Saludos

    ResponderEliminar