24 may. 2015

minireseña: IT FOLLOWS

Aunque, bien mirado, no deja de ser una peli de adolescentes corriendo porque algo los persigue, It Follows (David Robert Mitchell) me ha parecido no solo la mejor cinta que he visto en meses, sino también la única en mucho tiempo capaz de recuperar esa sensación de terror ochentero tan olvidada.

Y es que desde El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1999) y Hostel (Eli Roth, 2005) parece que el terror (al menos el más comercial) se limita a sustos y a gore.

It Follows crea, con una sencillez apabullante y un gusto exquisito en la fotografía, una atmósfera angustiante muy en la línea de lo que pudimos experimentar con Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984). Eso, y una puesta en escena, desde la estética hasta la música, ochentera, en la línea de Drive (Nicolas Winding Refn, 2011), hacen que esta pequeña joya sea una delicia y un disfrute. Absolutamente recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario