24 sept. 2012

"PEPE", DE CARLOS GIMÉNEZ

Nota de prensa de Panini:
Cuando José González -Pepe- murió, la prensa española apenas publicó una pequeña nota. Ante esta situación, Carlos Giménez, su amigo y compañero de profesión, decide reivindicarle. “Quiero contarles la historia de Pepe González tal y como yo la sé, tal como me la han contado los que mejor le conocieron, los que más le trataron y convivieron con él, los que de verdad le quisieron y, hasta donde él les permitió, compartieron su vida”.

Pepe González (Barcelona 1939-2009) fue un dibujante de cómics e ilustrador que marcó, junto a otros autores de su generación, toda una época de la historieta. El dinamismo de su trazo y la impronta de su grafismo dejaron huella en sus viñetas para mercados como el británico, el norteamericano o el español. Como ilustrador e historietista, se distinguió por el sensual retrato de la figura femenina, destacando en la serie Vampirella, que ilustró para la editorial Warren entre 1971 y 1983. El extraordinario historietista Carlos Giménez traza en viñetas un relato vitalista de esta influyente personalidad del dibujo. A lo largo de cinco entregas, Giménez nos ofrecerá un impresionante fresco de la vida de Pepe González, que se inicia en este primer volumen con retazos de su infancia y sus primeros pasos en el mundo del cómic.

Carlos Giménez (Madrid, 1941) es uno de los autores españoles de cómics más influyentes en la historia del medio. Con obras como Paracuellos, Barrio, Los Profesionales o 36-39. Malos tiempos, ha confeccionado un profundo retrato social y político de nuestro país, que abarca desde la Guerra Civil hasta el desarrollismo, pasando por la postguerra. Su gran capacidad narrativa y la soltura y expresividad de su dibujo, se conjugan con una especial inteligencia para penetrar en la esencia del alma humana. Su indiscutible talento, reconocido con diversos premios en toda Europa, le ha convertido en uno de los mejores autores vivos de la historieta mundial.

FRAGMENTOS DE UNA ENTREVISTA REALIZADA A CARLOS GIMÉNEZ:
Cuando José González -Pepe- murió la prensa española apenas publicó una pequeña nota. Había muerto uno de los artistas con más talento, no solamente de esta profesión de hacer tebeos, si no de otras muchas disciplinas del arte en España y nadie prácticamente se enteró de su muerte como nadie, o casi nadie, se había enterado de su vida. No hubo homenajes, no hubo programas especiales de televisión ni suplementos culturales en los periódicos hablando de él. Era injusto. José González como artista fue lo suficientemente importante como para merecer ser recordado y su vida lo suficientemente interesante y pintoresca como para merecer la pena ser contada. Es cierto que en esta profesión de hacer tebeos no es habitual este tipo de biografías pero también es cierto que yo siempre me he caracterizado por intentar hacer historietas poco habituales. Y aquí estoy contando la vida de Pepe.

Indudablemente, de esta historia, lo más importante es dar a conocer al personaje. Un hombre lleno de luces y de sombras, un artista extraordinario pero sin pretensiones ni ambiciones, un ser genial que podía haber visto su nombre escrito con letras de oro en cualquier faceta artistica que se hubiera propuesto pero que, intencionadamente, siempre caminó en dirección contraria al éxito. Un hombre tan imitado y admirado como perezoso y abúlico. En todo lo que hizo fue el mejor pero pocas veces mostró ningún interés en hacer nada. Le gustaba intentar las cosas pero no tenía ningún interés en conseguirlas. A pesar de ser homosexual, o precisamente por ello, fue posiblemente el artista que dibujó las mujeres más bellas. Fue un hombre brillante al que el éxito persiguió siempre con el mismo tesón que la soledad.

He dibujado esta historia con un estilo grafico muy parecido al que utilicé en mi otra serie "Los Profesionales". Con un dibujo, eso sí, menos caricaturizado, pero siguiendo casi las mismas pautas y tratando, sobre todo en este primer álbum, que se desarrolla durante los años cincuenta y sesenta, de conservar el mismo ambiente, incluso utilizando en lo gráfico - solamente cambiándoles el nombre- a muchos de los personajes de la otra serie. Para escribir esta historia investigué en profundidad en la vida de Pepe, me entrevisté con muchas de las personas que mejor le conocieron y más convivieron con él, gravé muchas horas de conversaciones... Y cuanto más investigaba más cosas asombrosas descubría de este ser excepcional. Y a la hora de dibujarlo no me plantee ningún estilo gráfico concreto, simplemente dejé que saliese el que realmente me sugería el tema.

No suelo hacer distinción, a la hora de mostrar mi interés y mi admiración, entre dibujantes contemporáneos o menos contemporáneos, como tampoco influye en mi apreciación el concepto de modernidad o clasicismo. Me gustan los buenos dibujantes. Soy incapaz de interesarme por una historieta deficientemente dibujada por muy atractivo que, por separado, pudiera resultarme el guión. Y no me interesa nada el dibujante bluf que esconde sus incapacidades tras un estilo pretendidamente "moderno" y facilón. Me gustan las historias bien dibujadas, bien contadas y bien ambientadas, en las que los personajes sean "buenos actores". A una buena historieta le exijo lo mismo que a una buena película: Rigor, inteligencia y calidad. Así que prefiero no dar nombres porque de hacerlo tendría que nombrar a muchos y siempre, inevitablemente, olvidaría alguno.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS:
Libro en cartoné, 96 páginas, blanco y negro, formato álbum.
A la venta el 28 de septiembre

No hay comentarios:

Publicar un comentario